Signos de ovulación (síntomas). Dibujo

Skip Repetitive Navigational Links

Pictograma de amigos Comunicación

Microscopio ARBOR Pictograma de la bandera del idioma escogido Instrucciones de uso

Métodos de definición de la ovulación El organismo de la mujer cada mes “espera” que el óvulo maduro sea fecundado, por eso a diferencia del organismo del hombre, funciona rigurosamente en ciclos. Permanente y regularmente se repiten los cambios en el organismo, es el resultado de la alternación de diferentes hormonas sexuales y el mismo ciclo menstrual no es mas que una de las manifestaciones de esta alternación. Por eso, deseando definir en que fase del ciclo se encuentra la mujer (fértil / estéril), bajo la influencia de hormonas, nosotros debemos observar las propiedades biológicas, cambiables del organismo.

En la literatura tradicionalmente se indica el ciclo menstrual de 28 días (el mas difundido), sin embargo puede ser mas largo o mas corto. En realidad, las fuentes sobre la planeacion familiar natural indican que la duración del ciclo puede fluctuar desde 21 hasta 35 días. Dependiendo de su duración, generalmente a mediados del ciclo: 13-15 día, en el ciclo de 28 días; 8-9 día, en el ciclo de 21 días; 21-23 día, en el ciclo de 35 días, se inicia la ovulación, esto es cuando el folículo maduro se desintegra y el óvulo libertado se dirige por las trompas de Falopio a la matriz. Si en su camino, el óvulo se encuentra con un espermatozoide, entonces se fecundara y la mujer se embaraza. En general, el periodo de madurez dura de 4 a 7 días, y el pico dura 1-2 días, pero dependiendo del organismo y los diferentes factores externos, el periodo de madurez puede fluctuar en cada mujer muy personalmente. Debido a que solo en este pedazo de tiempo el espermatozoide puede fecundar el óvulo, por eso la definición del periodo maduro es muy importante para el embarazo, así como también para evitar un embarazo no deseado.

La definición de este periodo no en forma clínica, sino por el método del calendario, puede ser muy inexacto, sobre todo para las mujeres con ciclo menstrual irregular. Por esta causa, seguido se utilizan métodos científicamente basados y comprobados médicamente sobre los fenómenos naturales que ocurren durante los cambios biológicos hormonales en el periodo fértil. Esto ayuda a maximizar la posibilidad de fecundación y de embarazo o al contrario a minimizar la posibilidad de embarazo no deseado. Naturalmente, la abstención en las relaciones sexuales o el uso de otros contraceptivos en el periodo fértil, fuertemente disminuyen la posibilidad de embarazo.

Asi, observando los cambios biologicos del organismo femenino, se pueden definir los periodos fertiles y estériles. Sobre todo se utiliza la línea de temperatura de las extremidades del cuerpo. En la primera parte del ciclo, inmediatamente después del inicio de la menstruación, la temperatura de las extremidades del cuerpo es baja y después de la ovulación, se eleva rápidamente y se mantiene todo el ciclo restante. Debido a que este método exige especiales esfuerzos, depende mucho de las condiciones generales del organismo y del tiempo de ejecución de las anotaciones, los resultados obtenidos generalmente no son los que se esperan. El mas aceptado y mucho mas exacto es el test del pico de las hormonas sexuales, estrogenes. Algunos días antes de la ovulación al mismo tiempo con aumento del grado de saturación de estrogenes en el organismo de la mujer, en las partes biológicas de su cuerpo (saliva, mucosidad del útero, etc.) substancialmente se eleva la cantidad de minerales (o soles). La posibilidad de identificar este aumento con el testmicroscopio ARBOR, es el método alternativo para la definición (pronostico) de la ovulación.

Es científicamente comprobado y clínicamente probado que la estructura cristalizada de la muestra de saliva seca de la mujer (mucosidad del útero) tomada durante el periodo fértil, bajo el microscopio nos recuerdan “hojas de helecho” (efecto llamado arborización). En realidad, las “hojas de helecho” es una agrupación de cristales de sal. Ellas aparecen a los 4-6 días antes de la ovulación y desaparecen al 1-2 día después de ella y en otros días del ciclo los cristales se observan solo en forma incorrecta de arena o semillas. Este fenómeno natural es muy conocido hace muchos aňos entre investigadores y médicos profesionales y solo con la aparición de mini microscopios se crearon las bases para su uso a gran escala. Cuando llegue el tiempo, cada mujer, en cualquier lugar y en cualquier momento, puede verificar la fase de su ciclo. La saliva es el material mas apropiado para los análisis. En este caso no hay necesidad de seguir un calendario muy riguroso, realizar los incómodos análisis de sangre y orina.

El mini microscopio ARBOR no es un juguete. Es un instrumento científico compacto con lentes, que permiten un aumento de cien veces, con ayuda del cual se puede observar el fenómeno “hojas de helecho” y definir el momento de la ovulación.

Muchacha de la elección de lenguas